Skip to content Skip to sidebar Skip to footer

Cargadores coches eléctricos

Todo sobre Cargadores de Coches Eléctricos: De Casas a Empresas

El mundo de la recarga de vehículos eléctricos puede ser un laberinto para muchos, especialmente para aquellos que recién comienzan en este ámbito. La rapidez con la que tu vehículo se carga depende de la potencia del cargador y la capacidad de tu coche para recibir esa energía.

Imagina que el proceso de cargar un coche eléctrico es similar al de llenar un recipiente con agua usando una manguera. La velocidad de llenado no solo depende del diámetro de la manguera (equivalente a la potencia del cargador en kW) sino también del tamaño de la boca del recipiente (la capacidad del coche para aceptar la carga). Si bien los cargadores más potentes ofrecen tiempos de recarga más rápidos, es esencial que el vehículo sea compatible con estos.

Tipos de Cargadores de Coches Eléctricos y su Uso 

Carga Doméstica (Modo 2):

Adecuada para casas, se realiza mediante un cable especial con un controlador incorporado. Es la forma más lenta, con potencias de alrededor de 2,3 kW. Ideal para recargas nocturnas en garajes privados.

Carga Estándar (Modo 3):

Los cargadores coches eléctricos para empresas suelen optar por este modo. Requiere un punto de recarga específico, ofreciendo hasta 7,4 kW en hogares y 22 kW en instalaciones más grandes. Es el recomendado por fabricantes y regulaciones.

Carga Rápida (Modo 4):

Encontrados principalmente en estaciones públicas y carreteras, los cargadores pueden variar entre 50 kW y ultra rápidos de 350 kW, como algunos cargadores coches Tesla.

Conexiones Comunes en Coches Eléctricos:

  • Mennekes (Tipo 2): Usado generalmente en vehículos urbanos y para la carga en modo 3.
  • Yazaki (Tipo 1): Más común en Japón y EE.UU., algunos vehículos en Europa aún lo utilizan.
  • CCS (Combo 2): Esencial para vehículos que requieren cargas superiores a 50 kW, usado principalmente en cargas modo 4.
  • CHAdeMO: Anteriormente popular entre los vehículos japoneses, su uso ha disminuido en Europa.

¿Qué hay del cable? Algunas estaciones de recarga requieren que traigas tu propio cable, mientras que otras tienen uno incorporado. Asegúrate de tener el cable adecuado para tu vehículo y tipo de carga.

En resumen, al considerar la compra de un vehículo eléctrico, es crucial entender dónde y cómo recargarás tu coche, ya sea en casa, en tu empresa o en estaciones públicas. Esto te permitirá tomar una decisión informada y aprovechar al máximo tu experiencia eléctrica.

Leave a comment